HABLE.SE

HABLE.SE

Justicia brasileña dio un plazo de 48 horas a Glaidson Acácio dos Santos "El Faraón de Bitcoin" para devolver $ 3.700 millones a inversores que lo acusan de haber organizado una estafa piramidal


La justicia brasileña dio plazo hasta el jueves 23 de septiembre a Glaidson Acácio dos Santos, también conocido como "El Faraón de Bitcoin", para que reembolse a los inversores que lo acusan de estafa, la cifra de $ 3.700 millones.

Las autoridades brasileñas ordenaron a Glaidson Acácio dos Santos (conocido como "El Faraón de Bitcoin") que depositara 19 000 millones de BRL (casi 3 700 millones de dólares) en los tribunales. Esta suma se transferirá a más de 122 000 inversores y acreedores que se han convertido en víctimas de su esquema fraudulento de criptomonedas.

El año pasado, la policía federal brasileña organizó una misión especial llamada “Operación Kryptos”, tras la cual detuvieron las actividades ilegales de Santos. Además, confiscaron $28,7 millones en activos digitales y alrededor de $3,6 millones en efectivo y varios artículos de lujo.

Una cobertura reciente del medio de comunicación brasileño Grupo Globo reveló que la jueza Rosália Monteiro Figueira del 3° Juzgado Penal Federal de Río de Janeiro ordenó a Glaidson Acácio dos Santos depositar aproximadamente $3.700 millones. Así, la justicia brasileña solicitó al empresario y expastor (popular con su seudónimo “El Faraón de Bitcoin”) reembolsar a 122.072 inversores que perdieron sus fondos debido a su criptoesquema piramidal.

Según el dictamen de las autoridades, a Santos le fue dado un plazo de 48 horas para transferir el monto. Una vez depositado en la corte, el dinero se distribuiría a las personas que afirman ser víctimas. Vale la pena señalar que el pago de la deuda se aceptará solo si "El Faraón de Bitcoin" puede probar el origen legal de los fondos.

El abogado de Santos, Ciro Chagas, se quejó de la orden del juez Figueira y dijo que las condiciones de pago han sido inconsistentes con “la realidad de la empresa”.

“Interpreta el flujo de transacciones entrantes y salientes en las cuentas de la empresa a lo largo de los años como si el saldo estuviera vencido. Por lo tanto, la defensa manifiesta su desaprobación con la referida decisión, que seguramente será revisada”, agregó.

No hace mucho, Santos mostró sus intenciones de postularse como diputado federal por el Partido Demócrata Cristiano. Sin embargo, la semana pasada, un tribunal brasileño dictaminó por unanimidad que debería mantenerse alejado de la política por su participación en una estafa de bitcoin.

En agosto de 2021, la policía federal de Brasil cesó las actividades de la empresa de inversión en criptomonedas de Santos y lo arrestó a él y a otras cuatro personas en uno de los barrios más caros de Río de Janeiro.

Según las autoridades, la firma prometió a los inversionistas un retorno de hasta el 15% de los activos invertidos, pero a cambio, “El Faraón de Bitcoin” y sus socios supuestamente usaron esos fondos para comprar relojes caros y autos de lujo.

En el transcurso de la operación, la policía confiscó esos artículos junto con USD 28,7 millones en criptomonedas, lo que ocupó los titulares como la criptoincautación más grande en la historia de la nación sudamericana.

Publicar un comentario

0 Comentarios