HABLE.SE

HABLE.SE

Luis Alberto Rodríguez y Felipe Córdoba, los servidores públicos que entraron sin mayores fortunas a funciones dentro del Estado colombiano y ahora construyen sendas mansiones


Denuncian una trama de corrupción millonaria con fondos destinados a la construcción de viviendas en Colombia.

La denuncia involucró a congresistas, megacontratistas y alcaldes en la trama de corrupción, que se habría iniciado poco antes de que culminara el Gobierno de Iván Duque.

Se habrían evadido las reglas de la contratación pública para obtener multimillonarios recursos de la paz que fueron entregados de manera selectiva y sin vigilancia.

Felipe Córdoba y Luis Alberto Rodríguez son dos altos funcionarios y servidores públicos que han estado en el ojo del huracán hace un par de meses. No por ser la excelencia de la burocracia estatal, sino por ser señalados de corruptos. Son amigos y colegas. Felipe Córdoba fue Contralor General y Luis Alberto Rodríguez fue director de la Dirección Nacional de Planeación (DNP). Córdoba tiene 42 años y Rodriguez 35 años. El primero es nacido en Perira y el segundo en Valledupar, reseñó El Shabbat.

Luis Alberto Rodríguez es señalado de participar en un entramado de corrupción que desfalcó los fondos de la paz. Es señalado de ser uno de los cerebros detrás del escándalo de corrupción de los Fondos de la Paz. Hasta el 14 de julio de 2022, que un juez tumbó el proceso de elegibles a Contralor General de la Nación, estaba en el sonajero de los candidatos, con todo el respaldo del expresidente colombiano Iván Duque.

Luis Alberto Rodríguez juramentado por Iván Duque

Hoy Córdoba y Rodríguez están construyendo megamansiones en sus lugares de origen. Córdoba en Pereira y Rodríguez en Valledupar.

Nueva mansión de Felipe Córdoba en Pereira

En Cerritos y Malabar, al occidente de Pereira , se levanta una imponente vivienda campestre cuya construcción ocupa 1.083 metros cuadrados. Está rodeada por guaduales, un quiosco y una piscina del tamaño de una cancha de voleibol, en un lote cuya superficie total abarca 4.175 metros. El lote y la casa están inscritos bajo el folio de matrícula inmobiliaria 290-147727 y desde el 5 de octubre de 2021 pertenecen a Marcela María Yepes , hija de Ómar Yepes Alzate, poderoso cacique del Partido Conservador. Así lo publicó El Espectador.

Luis Alberto Rodríguez por su parte construye una megamansión valuada en dos millones de dólares en los suburbios de Valledupar. Según el diario La Nueva Prensa , la casa del exdirector del DNP está ubicada en el sector conocido como Jardines Ecce Homo.


La mansión de Luis Alberto Rodríguez

Todas las miradas están puestas sobre el exfuncionario del Departamento Nacional de Planeación y su nueva propiedad, la cual es muy ostentosa y moderna. Hace unas semanas se conoció un presunto entramado del cual estarían participando funcionarios del DNP, donde se estarían repartiendo dineros que eran destinados para la implementación del acuerdo de paz.

Según los periodistas Valeria Santos y Sebastián Nohra, son unos 500.000 millones de pesos los que se repartieron entre la presunta red. También se ha mencionado que los involucrados en el escándalo han costeado lujosos matrimonios que costaron cientos de millones, mientras que otros construyeron lujosas propiedades, reseñó metrocuadrado.com.

La revista Cambio, fue quien publicó un video donde se puede apreciar algunas de las excentricidades de la vivienda.

La propiedad se ubica en la periferia de Valledupar, Cesar, de donde es oriundo Rodríguez. El predio cuenta con unos 2.500 metros cuadrados y fue construida en un entorno boscoso donde solo hay dos casas alrededor, contó Cambio.

La mansión está construida con una estructura moderna, que cuenta con una terraza “parrandera”, piscina en el medio de la propiedad, un garaje cubierto y una entrada en camino de adoquines. Además de eso, tiene un sistema de energía solar y una gran cantidad de habitaciones distribuidas en dos pisos, se alcanza a ver en el video.

Por otra parte, La Nueva Prensa señaló que la lujosa propiedad cuesta dos millones de dólares, unos 9.000 millones de pesos.



En esta publicación de la revista Cambio se puede ver más a detalle la mansión:

Publicar un comentario

0 Comentarios