HABLE.SE

HABLE.SE

Vicepresidenta peruana Dina Boluarte Zegarra y candidato a alcalde de Lima, Yuri Castro Romero, son señalados de haber recibido financiamiento político proveniente de organizaciones criminales

Dina Boluarte Zegarra, Yuri Castro Romero

La vicepresidenta de la República de Perú, Dina Ercilia Boluarte Zegarra, estaba comprometida con la campaña presidencial del hoy presidente Pedro Castillo desde su inicio, en 2020. No solo abrió dos cuentas bancarias con Braulio Grajeda, el exabogado del exgobernador Vladimir Cerrón, para recibir donaciones, que, según la Fiscalía peruana, tendrían fuente ilícita, sino que también creó una cuenta con Yuri Castro Romero, hoy candidato a alcalde de Lima por el mismo partido, Perú Libre (PL). El fin era el mismo.

Boluarte hizo esta revelación en su declaración como investigada al fiscal de Lavado de Activos, Richard Rojas Gómez, el 31 de enero de este año.

En esa manifestación, la también ministra de Desarrollo e Inclusión Social del Perú. contó que, mientras fue secretaria de Economía del comité ejecutivo regional del partido en Lima, abrió la cuenta bancaria con Castro, quien, por ese entonces, era secretario de Organización del partido Perú Libre.

“La única actividad que realicé sobre la base de dicho cargo fue que, en el año 2020, junto con el señor Yuri Castro, creamos una cuenta bancaria mancomunada en el Banco de Crédito del Perú”, relató, según consta en su declaración.

De acuerdo a su testimonio, en esa cuenta BCP se recibió “aproximadamente 7 mil soles” de candidatos al Congreso. También refirió que con lo que se recaudó se pagó la atención médica de Castillo cuando se contagió de COVID-19 en enero de 2021, reseñó LIMAY.

No obstante, cuando el fiscal Rojas le consultó si sabía de dónde provenía el dinero para la campaña, Dina Boluarte refirió que nunca estuvo enterada.

“Yo no sabía de dónde se recaudaban los fondos para las campañas (...) respecto a mi candidatura como vicepresidente, yo solo iba a los debates, no realicé ningún aporte”, puntualizó.

Otro detalle es que la titular del Midis enfatizó que “no había alguien” que registrara quién aportaba a la cuenta que administraba con Braulio Grajeda.

Asimismo, declaró que todo movimiento que se hizo de estos fondos era informado en un grupo de WhatsApp llamado “CER-Lima Oficial”, en el que estaba Yuri Castro y Richard Rojas García, mano derecha de Cerrón.

Es decir, el hoy candidato a la Alcaldía de Lima tiene conocimiento del dinero que PL manejó en campaña y que, según el Ministerio Público, tendría un origen ilegal.

La tesis del fiscal Rojas apunta a que los fondos llegaron de Los Dinámicos y Los Tiranos del Centro, organizaciones criminales integradas por dirigentes de Perú Libre que habrían operado cobrando cupos en el Gobierno Regional de Junín y la Municipalidad de Huancayo.

En agosto pasado, el juez Jorge Chávez ordenó incautar más de 3 millones de soles a Cerrón y su madre Bertha Rojas, ya que no han logrado sustentar la procedencia de esos recursos.

Rojas es señalada por la Fiscalía como la “testaferro” de su hijo, pues, siendo una profesora jubilada de 73 años, tiene a su nombre propiedades e inmuebles que adquirió pero que no ha sabido justificar. El caso del financiamiento de campaña de PL aún tiene muchas sorpresas por conocer.

Publicar un comentario

0 Comentarios