Examante de Juan Carlos I acusó a exdirector del Centro Nacional de Inteligencia de España de amenazarla en un hotel londinense


El pulso entre Félix Sanz Roldan y José Manuel Villarejo, que explica gran parte de las noticias judiciales de los últimos cinco años, entró en una nueva fase el pasado viernes con la celebración de la vista oral en el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, donde el comisario de la Policía Nacional se sentó como imputado por supuestas injurias, calumnias y denuncia falsa contra el exdirector del CNI. A petición de Villarejo, declaró como testigo la examante del rey Juan Carlos, Corinna Larsen, que avaló su versión y acusó a Sanz Roldán de haberle advertido en una habitación de hotel de Londres de que no podía garantizar “su seguridad ni la de sus hijos”. Minutos después, el exdirector del CNI negó esta acusación: "Jamás he amenazado a una mujer y un niño".

El escrito de la Fiscalía contra Villarejo, en prisión provisional por la operación Tándem desde noviembre de 2017, se centraba en unas declaraciones en el programa 'Salvados' de La Sexta en las que dijo que Sanz Roldán amenazó de muerte a Larsen y en una denuncia que presentó contra el exresponsable del CNI por la supuesta filtración de una imagen en la que se le podía ver bajando de una avión en Melilla. En principio, la Fiscalía pedía dos años de carcel para él, pero, en la fase final del juicio, retiró el delito de calumnias y solo mantuvo el de denuncia falsa, reduciendo así la posible condena a un año de prisión. La Abogacía del Estado, por el contrario, mantuvo los delitos de injurias, calumnias y denuncia falsa sobre la mesa a la hora de elevar sus conclusiones a definitivas, reseñan Pablo Gabilondo y José María Olmo en El Confidencial.

Ante el juez Jesús de Jesús, el comisario defendió sus afirmaciones en el programa de televisión y aseguró que varios correos y testimonios demuestran que Sanz Roldán había amenazado a Larsen. Según dijo, ella le confesó esas amenazas durante varios encuentros que mantuvo con ella en Londres por indicación del CNI. “¿Coincide lo que dijo [en el programa de televisión] con lo que le había manifestado la señora Corinna?”, le preguntó su abogado. “Absolutamente”, respondió Villarejo. “¿Tenía algún ánimo de calumniar?”, repreguntó su defensa. “Mi ánimo no era injuriar. Era definitorio. Después de todo lo que estaba sufriendo… Decirle: 'Usted me está atacando porque tiene a todo el mundo asustado, pero a mí no me asusta'. Por eso dije que sabía que, a partir de ese momento, mi vida iba a ser un infierno”.

Minutos después, Larsen siguió la misma línea y aseguró que sufrió amenazas por parte de Sanz Roldán: “El testimonio de Villarejo fue correcto”, dijo la empresaria. “¿Los hechos a los que se refiere Villarejo le han ocurrido?”, preguntó el abogado del comisario. “Sí”, respondió con rotundidad.

Pero su declaración, que se produjo por videoconferencia desde Londres, entró en un terreno que afecta de lleno al Palacio de la Zarzuela al manifestar que fue objeto de una operación encubierta del CNI para tratar de robarle supuesta información delicada sobre Juan Carlos I. “¿Estas amenazas contra su seguridad personal fueron realizadas cuando su oficinas y casa en Mónaco estaban siendo ocupadas en una operación encubierta por el CNI?”, insistió el letrado. “Llamé al rey Juan Carlos y no fue excesivamente claro. Me dijo que el señor Roldán estaba llevando a cabo una operación para protegerme de los 'paparazzi”. “Pero, desde mi punto de vista, yo no había autorizado en ningún momento esa operación y no veía razón para ella”.

Según aseguró, las supuestas amenazas se produjeron antes y después de reunirse con Sanz Roldán en Londres. “¿Tuvo usted la sensación de ser amenazada por un jefe del Estado y el jefe de unos servicios de inteligencia?”, preguntó el abogado. “Sí, estaba decididamente muy asustada. No entendía el motivo. Y no se me proporcionó una explicación adecuada como ciudadana, como mujer que te encuentras enfrentada con unas personas tan poderosas en territorio extranjero”. “Esa supuesta operación para protegerme de los 'paparazzi', en realidad, no fue para eso”.

Larsen también reveló que Sanz Roldán supuestamente se puso varias veces en contacto con ella por correo electrónico, utilizando para ello una dirección bajo un pseudónimo. En uno de esos correos, afirmó que el entonces director del CNI le habló del envío de unas cajas negras con el material sensible recopilado en su casa y sus oficinas de Mónaco. Además, siempre según su versión, Sanz Roldán le dijo en esas mismas fechas que, “si quería ir contra él, habría consecuencias”. “Fue porque yo no había estado de acuerdo con que los agentes españoles estuvieran en mi casa u oficinas durante cinco días. Cada vez que me negaba a algo que él quería, decía que no era una buena idea y que habría consecuencias”, recordó la expareja del monarca.

Sobre el encuentro con Sanz Roldán en Londres, aseguró a su vez que se produjo en un hotel el 5 de mayo de 2012 a petición del rey Juan Carlos. “No tenía mucha opción de negarme a esa reunión. Creo que es importante que el rey Juan Carlos y Sanz Roldán siempre querían destacar que era el Rey el que daba las órdenes a Sanz Roldán. Yo ya me sentía bastante incómoda con el hecho de que la reunión tenía que celebrarse en mi habitación del hotel, dados los antecedentes en las semanas anteriores en las que hasta se había ocupado mi casa”, expuso.

En cuanto al contenido de la reunión en Londres, Larsen sostuvo ante el juez que Sanz Roldán llegó a decirle que "tenía que seguir determinadas recomendaciones y que, si no las seguía, él no iba a poder garantizar mi seguridad física ni la de mis hijos”. Esas frases la “aterrorizaron”. “Creo que aterrorizarían a cualquiera”, apostilló, antes de añadir que también recibió una llamada anónima esos mismos días advirtiéndole de que podía morir como Lady Di y de que había muchos túneles en la carretera hacia Mónaco. Manifestó, en resumen, que el comisario dijo la verdad cuando afirmó en el programa de 'Salvados' que había sido amenazada por Sanz Roldán.

Siga leyendo en El Confidencial

Publicar un comentario

0 Comentarios